¿Por qué contar con un Plan de Acompañamiento Docente?

Porque ayuda a fortalecer el desempeño docente en el aula, con el objetivo de generar reflexiones sobre su identidad y su quehacer, para redimensionar imaginarios sobre el deber ser del docente y su relación con los estudiantes.


Hoy tenemos un reto distinto de cara a los procesos de enseñanza y aprendizaje, y se fundamenta en que los jóvenes requieren nuevas formas de enseñanza, lo que suscita de nosotros los docentes la compresión de las dinámicas sociales contemporáneas y el reconocimiento de la diferencia.

En este sentido el Plan de Acompañamiento permite abordar percepciones, sentires, prejuicios, expectativas y desafíos del ser y quehacer docente; hoy, luego de un año de implementado en cabeza de la Vicerrectoría Académica General y orientado desde la UDCFD, se han logrado identificar algunos de los factores que influyen y aquejan a los docentes y desde allí se establecieron categorías de análisis e intervención, de cara a aspectos actitudinales, pedagógico-didácticos, evaluativos y disciplinares, entre otros.

En línea con ello, el Plan de Acompañamiento se vislumbra a corto plazo como un programa de apoyo integral, que no solo contempla el acompañamiento individual sino que faculta el desarrollo de sesiones de trabajo en equipo, donde se puedan reunir por la semejanza de sus experiencias y apreciaciones docentes, con el objetivo de facilitar la aprehensión al acompañamiento, fortalecer las redes de apoyo y los procesos empáticos y enriquecer desde el trabajo colegiado, el diseño de estrategias de prevención de riesgo psicosocial, a fin de extenderlas a toda la comunidad docente.

El acompañamiento y sus estrategias son y serán siempre pensadas en y para los docentes y en función de nuestra misión: la formación integral de los estudiantes tomasinos.

 

Sedes y Seccionales